Uciencia / Noticias / Tecnología / La UMA pone su granito de arena en la crisis del Coronavirus

miércoles, 18 marzo 2020 13:44

El grupo de investigación BioSiP (TIC-251) pone la potencia de sus servidores a disposición de encontrar fármacos contra la enfermedad

graftelecow

En estos días en que la colaboración ciudadana es fundamental en la crisis sanitaria por el COVID-19, la UMA se une a esta lucha contra el virus. En concreto, el grupo de investigación BioSiP (TIC-251): Procesamiento de señales biomédicas, sistemas inteligentes y seguridad de las comunicaciones, de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Telecomunicación, ha puesto a disposición de la ciencia la potencia de cálculo de sus recursos de computadores. 

“Es una pequeña contribución para que se puedan desarrollar fármacos más rápidamente”, explica Andrés Ortiz, responsable de este grupo de investigación. Folding@home es una iniciativa de computación distribuida que parte de la Universidad de Standford y que tiene por objetivo unir los recursos de diferentes computadores para simular la dinámica de las proteínas implicadas en diferentes enfermedades.  “En realidad puede participar todo el que quiera. La tarea consiste en conectar todos los ordenadores personales y servidores (de empresas o instituciones) que no se estén utilizando y hacer uso de esa potencia para construir una especie de superordenador con el que poder trabajar más eficazmente”, afirma Ortiz. 

En este caso el servidor del grupo BioSiP aporta sus núcleos y procesadores GPU a este  proyecto de la Universidad de Standford (EEUU), que está llevando a cabo un estudio de la simulación de potenciales proteínas diana del SARS-CoV-2 (virus que causa el COVID-19).  

El grupo de investigación BioSiP (TIC-251) trabaja habitualmente en el campo de la biomedicina, por lo que tenía conocimiento del proyecto ‘Folding at home’. “Cuando surgió la crisis del Coronavirus me puse a navegar por la red para ver si podía ayudar en algo y encontré este proyecto de Standford, por lo que vi que podíamos hacer nuestra contribución con un pequeño gesto”, comenta el investigador y añade que, el confinamiento le ha brindado la oportunidad perfecta: “Nosotros usamos nuestro servidor para procesar otros datos, pero no se suele utilizar al 100% de su capacidad. Así que, ¿por qué no ponerlo al servicio de los avances contra el COVID-19?”.

Folding at home (FAH o F@h) es un proyecto colaborativo para la investigación de enfermedades. Se basa en el uso de los recursos inactivos de las computadoras personales propiedad de voluntarios de todo el mundo, formando una comunidad mundial de personas que contribuyen al éxito de este proyecto. Para participar en este proyecto simplemente hay que descargarse e instalar en la computadora personal el software que permite unirse al sistema de computación distribuido.

Para más información haz clic aquí.