Uciencia / Noticias / Cultura Científica / Las oportunidades y los peligros de las redes sociales centran el último 'Beer for science' del año

viernes, 02 diciembre 2016 12:57

La doctora María Sánchez, del Departamento de Periodismo, habló sobre las principales pautas a tener en cuenta a la hora de sacar partido a estas herramientas virtuales y de las precauciones que han de tomarse cuando se hace un uso individual o profesional de ellas.

La investigadora subrayó durante su intervención la idea de que “todo lo que hagamos en nuestra vida virtual influye en nuestra identidad y reputación, y por tanto suma o resta a nuestra vida real". /UCIENCIA

La investigadora subrayó durante su intervención la idea de que “todo lo que hagamos en nuestra vida virtual influye en nuestra identidad y reputación, y por tanto suma o resta a nuestra vida real". /UCIENCIA

Molly Malone’s Teatinos acogió ayer la última de las tertulias del cuarto programa ‘Beer for Science’, una iniciativa organizada por el Servicio de Publicaciones y Divulgación Científica de la Universidad de Málaga que trata de divulgar los avances en investigación y ciencia en el ambiente distendido de una cervecería.

El encuentro estuvo presentado por la doctora María Sánchez, profesora de la Facultad de Periodismo y experta en innovación y cultura digital, quien planteó de inicio a los asistentes los inconvenientes más comunes a la hora de gestionar la identidad 2.0 de una persona o marca. Titulada ‘Aventuras y desventuras en redes sociales’, la presentación analizó cuáles son las buenas prácticas a llevar a cabo en este tipo de medios, los casos de éxito y los principales riesgos que podría entrañar una mala exposición online.

En este sentido, la investigadora subrayó durante su intervención la idea de que “todo lo que hagamos en nuestra vida virtual influye en nuestra identidad y reputación, y por tanto suma o resta a nuestra vida real”. En concreto, según los últimos datos, la llamada web social ocupa ya una media del 10% del tiempo diario de los usuarios. Además, “si se concreta en el perfil del usuario joven, añadió Sánchez, se detecta que la mayoría utiliza las redes sociales con fines personales y sin diferenciar redes sociales privadas de públicas, a lo que se une la carencia de competencia en materias como, por ejemplo, las licencias de publicación de contenidos o el uso de fuentes”.

En cualquier caso la profesora insistió en destacar lo positivo del uso de estos canales ya que “la mayoría de fallos no tienen consecuencias tan dramáticas y además están a la orden del día, debido en gran medida a la propia naturaleza de un medio caracterizado por la inmediatez y por su impacto global”. En línea con lo anterior, la tertulia concluyó con una serie de consejos a tener en cuenta a la hora de publicar en redes sociales: una buena planificación previa, verificación, publicar contenido de valor, citar la fuente y, en caso necesario, agradecer o pedir disculpas.

Tras esta sesión, la iniciativa, que cuenta con el apoyo de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, cierra su programa hasta principios del próximo año.